Calle Cruz, 2 18002 Granada

Actualidad

05/10/2016

Los primeros secadores de pelo

Los primeros secadores de pelo

Como una de las tiendas de productos de peluquería en Granada de referencia, queremos hablarte en las siguientes líneas sobre la historia del secador de pelo.

Muchas personas no pueden vivir sin sus secadores de pelo. Sin embargo, hasta finales del siglo XIX, la única manera de secar el cabello mojado rápidamente era esperar a las ráfagas de viento.

Mayoritariamente, fueron las mujeres quienes empezaron a secar su melena utilizando la función de escape de las aspiradoras. Como la mayoría de estos dispositivos podían expulsar aire, además de aspirarlo, las féminas con estilo ponían la manguera en el extremo del escape para realizar este cuidado de belleza.

Como una de las mejores tiendas de productos de peluquería en Granada, queremos que sepas que, en 1890, el propietario de una peluquería francesa, Alexandre Godefoy, desarrolló el primer secador eléctrico. Debido a su gran tamaño y su considerable peso, no se utilizó demasiado en los negocios de belleza. Contaba con un motor grande y ruidoso y tubos que apuntaban a la cabeza y expulsaban aire caliente.

A comienzos de la década de los años 20 del siglo XX, se inventó en Alemania un secador de mano que llevaba un motor de aspiradora de menor escala. Este aparato tenía un cable de cromo, que iba unido a una tabla de mica o asbesto, para producir calor.

Por desgracia, aquel nuevo diseño estaba hecho en aluminio o acero enchapado con cromo, lo que hacía que fuera pesado y voluminoso. También era ruidoso y no demasiado popular.

Años más tarde, llegaron modelos más evolucionados.

Contacta con Lodel’s.